domingo, 16 de mayo de 2010

‘FOXTROT DE LOS ÁTOMOS Y DEL CONJUNTO VACÍO’, DE ISABEL GALLEGO

A la pregunta de cómo surgen sus versos, en una reciente entrevista, Isabel Gallego contestaba: “nacen porque todo lo que escribo lo veo antes con una claridad que lo podría tocar; entonces me detengo y lo toco, más que tocar, lo palpo”.
Y Foxtrot de los átomos y del conjunto vacío (Alhulia, 2010) es un libro donde la poeta palpa la realidad que le circunda hasta expresarla a través de la belleza de la palabra.

“Llevo en mi sangres recuerdos de otros días
Depositados en mis genes milenarios.”


Se trata de un poemario resultado de una experiencia vital de soledad de la autora –dice que le gusta estar sola– durante su estancia de tres años en la localidad almeriense de Adra.

“Sencilla la expresión:
hablar del mundo
o concentrarse en el gesto.”


En el poemario se trasluce “un conocimiento de las cosas desde adentro”, en palabras de la poeta Mariela Dreyfus. Combina la vitalidad con el desapego en una corriente que le debe mucho a la tradición poética peruana: César Vallejo, Antonio Cisneros y Blanca Varela.

“Observar es detener el tiempo en el instante
aunque sea a golpe de observar que te aniquilas.
La palmera pierde su corona
El misterio no se cae, se queda, y la ladera.
Cuando se revela una verdad es conveniente
enterrarla, que florezca.
En el momento final
te olvidas que, único,
un detalle te define.”


Isabel Gallego es doctora en Letras por la Universidad de Columbia en Nueva York y Licenciada en Lenguas Clásicas por la Universidad de Oviedo. Ha impartido clases de Lengua Española y Literatura en la Universidad de Arkansas, en la Universidad de Columbia y en el Hamilton College. Entre otras publicaciones, es también autora del libro de poesía Precisiones del lance de la virgen (2007).