sábado, 1 de enero de 2011

LA CORDURA SE HA IMPUESTO

Durante unas semanas hemos vivido en Granada en la incertidumbre con el posible cierre del Centro José Guerrero. Después de una dilatada controversia, en la que su clausura parecía inevitable, finalmente se ha impuesto la cordura política y cultural.
Este asunto ha mantenido en vilo a Granada durante meses y en las últimas semanas con una trepidante vacilación agónica.
El cierre de este centro cultural que alberga gran parte de la obra de José Guerrero hubiera supuesto ese atentado a la cultura al que aludíamos días atrás y que calificábamos de auténtico despropósito.
El año se inicia en Granada, e imaginamos que también para todos los que aman la cultura más allá de los límites de esta ciudad, con la alegría de apreciar que aún existe una ciudadanía activa capaz de movilizarse, en estos tiempos de vulgaridad y ramplonería, para evitar el cierre de un espacio donde se respira la creación artística.
Pero también para alegrarnos de que la política todavía se ejerce con sensatez por algunos de sus representantes.
El Centro José Guerrero cambiará de figura jurídica, pero acaso lo más importante es que seguirá vivo. La fórmula escogida ha sido la de una fundación. En adelante se conocerá como ‘Fundación José Guerrero de Arte Contemporáneo’, tendrá como objetivo la investigación y la difusión de los fondos artísticos documentales de la obra del pintor granadino y quedará abierta a otras manifestaciones de arte contemporáneo.
Hace unos días nos referíamos al despropósito que hubiera supuesto su cierre, ahora tenemos que volver a este asunto para compartir con todos los amantes del arte y la cultura esta buena noticia.
La cordura política y cultural se ha impuesto para beneficio de todos.