jueves, 21 de mayo de 2009

LLANTO POR MARIO BENEDETTI


Todos hemos llorado la pérdida del hombre de gesto bonancible, Mario Benedetti (17 de mayo, Montevideo). En mi caso su muerte ha reavivado el recuerdo difícil de la muerte de mi padre, acaecida tan sólo hace unos meses.
En Benedetti está presente el hombre bueno que encontramos en Machado, el hombre que supo ser digno cuando la sinrazón y el poder usurpado de las dictaduras se adueñó de vidas y hasta de conciencias.
Se le ha definido como el poeta del compromiso social, y créanme que soy de los que no encuentro definición más acertada para referirme a alguien que siempre mantuvo la cabeza alta frente a la intransigencia y la injusticia social.
Quizá tengamos que decir como mi ‘casi hermano’, Luis García Montero, que una de las claves de la obra lírica de Mario Benedetti fue tratar el lenguaje como un espacio público, donde fundar la ética literaria en ese diálogo que un escritor establece con sus lectores ideales.
Me gusta la dosis de rebeldía que respira su obra. Esto, sin duda, le hará estar vivo para siempre. La eternidad es para los que se comprometen no para los tibios.
Definía su vida como un paréntesis, en el que le faltaba tiempo:

“preciso tiempo necesito ese tiempo
que otros dejan abandonado”

e invitándonos a entrar en ese espacio de su vida entendía que:

“lo mejor es abrir el corazón
y llenar el paréntesis con sueños”

¡Siempre que haya hombres como tú en el mundo, nunca se acabarán los sueños!
Descansa en paz.

2 comentarios:

Dorita Puig dijo...

Hola Antonio:la verdad es que estamos todos muy tristes. Recibí tu e mail y pasé a curiosear. Muchas suerte con el blog.
Dorita Puig
estrellero.blogspot.com

IVONNE DE CAXAR dijo...

Cuando mueren los poetas las hojas se desprenden de nuestras arbóreas ramas y la savia vuelve a la tierra.

Duelen los “adioses” sin despedidas, y quedan las mágicas palabras escritas, alimentando y calmando a la sed del sentir y del pensar.

Se nos fue Benedetti, y también el poeta, trovador y cantor, Rafael Escalona.

Vivan pues entre nosotros eternamente con sus letras.

Ivonne Sánchez Barea
Ivonne de Cáxar
http://www.ivonne-art.com